Desde la sub secretaría de Economía Social, Popular y Solidaria de la municipalidad de Quilmes se emitió un comunicado donde se aclara que las personas que se desempeñan como “trapitos” (cuida coches) en distintos puntos de la ciudad, nada tienen que ver con el municipio.

Asimismo, se señala que ni los chalecos ni las vestimentas que utilizan estas personas representan vinculación alguna con la gestión de gobierno del municipio, por lo cual, consecuentemente “no existe ningún acuerdo sobre estacionamiento medido, y no se encuentran autorizados para desempeñar dicha actividad en representación de la municipalidad de Quilmes”.

Paralelamente, desde la oposición se dijo que por los menos dos funcionarios municipales organizaron a los denominados “trapitos” para ejercer tal labor.

DEJA TU MENSAJE

Por favor ingresa tu comentario
Por favor introduzca su nombre acá