Así lo afirmó el pre candidato a intendente, Ángel García, luego de una recorrida por el barrio Itatí, de Don Bosco, donde dialogó con vecinos sobre los distintos inconvenientes que padecen.

“Caminamos por las calles y pasillos, hablamos con vecinos, comerciantes, jóvenes y jubilados, escuchamos sus opiniones y, al igual que cada lugar que visitamos, todos nos manifiestan que están hartos de Macri, de todas las dificultades que padecen, de todos los problemas que deben enfrentar”, señaló el concejal de Unidad Ciudadana-Juntos por Quilmes.

“Por supuesto –continuó- hay cuestiones estructurales que atender, así como otros problemas coyunturales, por ejemplo; la falta de posibilidades de trabajo que tienen muchos, además, hay muchas quejas por problemas en las escuelas de la zona, la inseguridad y la basura”. García le explicó a los vecinos que viene recorriendo cada punto del distrito con un solo objetivo: “escuchar al vecino”.

Y agregó; “no llegamos al barrio con promesas ni versos, desde nuestro espacio queremos conocer cuáles son los problemas que padecen a diario, sus inquietudes”. Para concluir; “debemos recuperar la esperanza entre todos, y a partir de esa premisa sabemos que viene un Quilmes grande”.

DEJA TU MENSAJE

Por favor ingresa tu comentario
Por favor introduzca su nombre acá