Una familia quilmeña fue víctima de un violento robo llevado adelante por tres ladrones quienes pasadas las 9:30 de la mañana, y fuertemente armados, entraron a su hogar por el fondo de la propiedad. La casa está ubicada en la calle San Martín, entre Solís y Guido. Los ladrones que sorprendieron a la familia, una vez adentro de la casa maniataron a sus moradores, les taparon la cabeza con ropas y toallas, y comenzaron a acopiar su botín. Entre los elementos sustraídos se cuentan ropa y electrodomésticos. Los malhechores estacionaron su auto frente a la vivienda, saltaron el paredón de una casa vecina y de allí llegaron hasta el patio de la vivienda que robaron, donde para entrar, rompieron una reja con una barreta.

La Policía llegó al lugar tras el llamado de un vecino que sospechó que algo extraño estaba pasando. Al llegar los efectivos del orden al lugar, los ladrones ya se habían ido.

Otro hecho delictivo que preocupa a los vecinos de la zona que han visto cómo se ha incrementado la ola de robos en los últimos meses. De nada sirven las marchas si desde las altas esferas no se activa a fondo, la lucha contra la delincuencia.

DEJA TU MENSAJE

Por favor ingresa tu comentario
Por favor introduzca su nombre acá