Estas imágenes de video, son las que el periodista Jorge Ramos, de la cadena Univisión de Miami, le mostró a Nicolás Maduro, en un tramo de una nota que le estaba realizando y que provocaron que el mandatario venezolano se levantara de inmediato de su silla, dando por terminada la entrevista. Tras ello, a los periodistas de Univisión le retuvieran el equipo de trabajo, le decomisaron todo el material tomado minutos antes con Maduro, y luego, los expulsaran del país con destino a Miami, Estados Unidos.

Las imágenes son conmovedoras, y muestran la realidad que millones de venezolanos padecen hoy gracias al régimen de Maduro. Son imágenes que, en definitiva, y como culmina el twitter, Maduro pretende ocultarle al mundo.

Según el comunicador luego de 17 minutos de entrevista, en la que se habló del fraude electoral de 2018, las violaciones a los derechos humanos, reportes de torturas y presos políticos, Ramos le mostró un video que él mismo grabó el pasado domingo en el que se puede observar a un grupo de hombres buscando comida en un camión de basura. Eso desató la ira de Maduro.

“Al final le mostré un video que hice yo mismo el pasado domingo en el que se ven tres jóvenes en la parte trasera de un camión de basura buscando comida y Maduro no lo soportó, no quiso continuar con la entrevista, intentó apagarme el Ipad del que le mostré las imágenes y dijo que la entrevista había terminado, ya llevábamos cerca de 17 minutos”, afirmó el comunicador en un video que está publicado en la cuenta de Twitter del también periodista de Univisión, Enrique Acevedo.

Al terminar la entrevista, Ramos narra que a él y su equipo (7 personas) los retuvieron por cerca de dos horas y cuando los dejaron abandonar el palacio de Miraflores, no les regresaron sus equipos de grabación ni teléfonos celulares.

“Después de terminada la entrevista, el ministro de comunicaciones Jorge Rodríguez nos dijo que esta no estaba autorizada y confiscaron todas nuestros equipos y nos echaron del palacio presidencial, nos llevaron a un cuarto de seguridad y nos pidieron los teléfonos, yo no quise entregárselos y entonces ellos apagaron la luz del cuarto y un grupo de agentes se vino a la fuerza, me quitaron mi mochila y mi teléfono y también nos forzaron a darles las contraseñas para desbloquearlos. No sabíamos lo que nos iba a pasar en ese momento. Después de dos horas de detención, nos dejaron ir pero sin equipos”, dijo Jorge Ramos, conductor del Noticiero Univisión y Al Punto.

“Ellos no quieren que el mundo vea lo que hicimos”, concluyó Ramos, quien junto con su equipo fueron deportados de Venezuela.

 

 

 

 

 

DEJA TU MENSAJE

Por favor ingresa tu comentario
Por favor introduzca su nombre acá