El BCRA emitió anoche una comunicación en donde ajustó más el actual cepo que pasa de u$s 10.000 a solo u$s 200 por mes. La restricción pasa de autorizar la compra a personas físicas con cuenta bancaria de u$s 200 por mes, y de u$s100 para ser comprados en efectivo. Estos límites no son acumulativos. Esta medida se aplicará hasta la asunción del nuevo Gobierno el 10 de diciembre.

Vale recordar que el mes pasado la compra neta promedio fue u$s2.500, y el 70% compró hasta u$s1.000. De modo que estos u$s200 mensuales se transforman en un monto casi simbólico.

Al BCRA le quedan u$s43.503 millones de reservas brutas. La semana pasada perdió u$s3.383 millones y en lo que va de octubre, u$s2.110 millones. En septiembre perdió u$s10.597 millones y desde las PASO u$s22.806 millones.

El Gobierno de Cambiemos no quieren irse en crisis. Por lo que no debería verse un tipo de cambio oficial muy lejos del actual. Pero ante el nuevo cepo sin dudas el dólar blue y el “contado con liquidación” serán la caja de resonancia a monitorear.

A la vista de los resultados de ayer, la reacción del mercado, que ya descontó el triunfo de Alberto Fernández y Cristina de Kirchner, no debería ser ni de furia ni descalabro. Todo deberá ser negociado. Por lo tanto, de no mediar ninguna sorpresa, los mercados tendrían que transitar estas jornadas con las idas y vueltas de todo cambio de gobierno.

Este sería el escenario, casi ideal, pero como no hay experiencia ni legislación de transición de mandatos democráticos, hay que rezar por la serenidad y racionalidad de ambos. Veremos cómo termina todo.

DEJA TU MENSAJE

Por favor ingresa tu comentario
Por favor introduzca su nombre acá