Ninguno pudo explicar qué cuernos hacían en medio de la rígida cuarentena establecida por el Gobierno nacional para evitar la propagación del coronavirus en el territorio nacional. Son 3200 IDIOTAS a los que dado lo expuesto, no les importa nada. Ni sus vidas, ni las de sus familias, amigos, conocidos, vecinos, ni nadie.

Entre los detenidos figuran 44 jóvenes que participaban de un picnic, 6 personas que regresaban en un micro de Brasil, y pretendieron engañar a la policía, y 3 automovilistas que corrían picadas. Qué las penas sean severísimas con cada uno de ellos, Es lo menos que podemos pedir. Dan vergüenza. De verdad.

DEJA TU MENSAJE

Por favor ingresa tu comentario
Por favor introduzca su nombre acá