Queridos amigos, la Navidad se acerca y con ella, por supuesto, muchas emociones. La típica cena en familia, el brindis con nuestros seres queridos. Pedirle a Dios por ellos y por mejores cosas para nuestras vidas. Y desde luego, el momento especial de los chicos; cuando abren los regalitos alrededor del arbolito. La magia de la Navidad nos envuelve y llena la atmósfera de una ternura que no se experimenta en ninguna otra época del año. Ya habrá tiempo (tras los festejos) de ocuparnos de la situación económica y la inflación, la suba del dólar, lo caro de las vacaciones o el no poder irnos este año.

Se por igual que en esta Nochebuena habrá muchas personas tristes, con un gran vacío en el alma por seres queridos que ya no están. Desde lo personal, aprendí con el tiempo que esas personas amadas viven y vivirán por siempre en nuestro corazón, porque los mantenemos presentes con el pensamiento.

Es mi deseo que disfruten de esta Navidad en familia, y por favor; ¡no ahorres abrazos y besos al momento del brindis!. Y si la pasás con amigos, igual. Si estás solo o sola, !mucha fuerza!, se que es inevitable emocionarse, sea cual fuera el motivo, ¿pero a quién no se le cayeron lágrimas?. Eso sí, ¡a reponerse rápido y a sonreír, mentalizándote en que “¡las cosas sólo pueden mejorar!”.

Desde Ultima Hora del Sur, deseamos que Dios los acompañe en esta Navidad, y que nunca pierdan la fe, el amor y la alegría de vivir. No olviden que mas allá de los problemas diarios que muchas veces nos agobian, también hay momentos en la vida para celebrar, ¡y ésta es una de esas queridas y esperadas fechas!, por ello; ¡a disfrutar!

Dios los bendiga…

¡¡Feliz Navidad!!

 

Roberto Pildayn

 

DEJA TU MENSAJE

Por favor ingresa tu comentario
Por favor introduzca su nombre acá