El singular espacio “de cultivo” funcionaba en el baño de en una vivienda sita sobre calles 801 y 892, del barrio La Paz, en Quilmes Oeste. En el lugar, la policía secuestró 45 plantas que eran cultivadas por uno de los dueños de la vivienda, el cual quedó a disposición de la justicia.

La llegada de los efectivos a la casa fue de forma fortuita pues habían acudido por un llamado de carácter familiar pero los avezados sabuesos de la ley, rápidamente, descubrieron que en el lugar se comercializaban drogas.

Intervino en el allanamiento personal de la comisaría 5° de La Cañada, quienes al ingresar a la vivienda y requisarla, encontraron en el baño 45 plantas de marihuana de diversas dimensiones, las cuales eran iluminadas con focos led exclusivos para su desarrollo, y a su vez, estaban humedecidas por un sistema de riego electrónico con un temporizador térmico, y ventiladas con equipos de refrigeración.

El dueño de la propiedad quedó detenido imputado por “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”, y la causa ahora está en manos de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 20 de Quilmes, a cargo de la fiscal Clarisa Antonini.

DEJA TU MENSAJE

Por favor ingresa tu comentario
Por favor introduzca su nombre acá